Torremolinos inicia las labores para configurar el Plan Director del Destino Turístico Inteligente y avanzar en la Red DTI a nivel Nacional.

Torremolinos inicia las labores para configurar el Plan Director del Destino Turístico Inteligente y avanzar en la Red DTI a nivel Nacional.

23 marzo 2021

 

El Ayuntamiento de Torremolinos en su avance como Destino Turístico inteligente (DTI), continua su proceso de transformación, después de la realización del Autodiagnóstico DTI elaborado por la Sociedad Estatal de Gestión de la Información y las Tecnologías Turísticas, S.A. (Segittur), mediante la elaboración del Plan Director DTI de Torremolinos.

Para ello, se ha celebrado una primera reunión virtual, donde la Consultora Inteligencia Turística SL, encargada de la asistencia técnica para la realización del Plan Director DTI, ha presentado la iniciativa ante el Ayuntamiento de Torremolinos.

Tal como ha indicado la Concejala De Hacienda, Urbanismo y Comercio, Maribel Tocón, “la apuesta de Torremolinos por el enfoque de Destino Turístico Inteligente implica el impulso de la ciudad en seguir avanzando día a día, la implicación desde mi área es total ya que, este Plan Director, recoge toda la gestión del Destino a nivel transversal”.

El Plan Director DTI se presenta como un valioso instrumento de estrategia y planificación, mediante la elaboración y ejecución de un Plan de actuación que definirá la hoja de ruta que sirva para abordar los retos que Torremolinos tiene por delante, así como ejecutar los proyectos y las actuaciones que permitan su conversión en el modelo DTI.

Raquel Aragón, responsable técnico de la Concejalía de Turismo, ha comentado: “este proceso que iniciamos hoy, da continuidad al diagnóstico realizado recientemente por Segittur, nuestra idea es llegar a implementar el sistema de gestión del DTI de forma normalizada”.

Un destino turístico inteligente es un destino turístico innovador, consolidado sobre una infraestructura tecnológica, que garantiza el desarrollo sostenible del territorio turístico, accesible para todos, a la vez que mejora la calidad de vida del residente y la experiencia del turista en el destino.

La conversión de un destino en destino turístico inteligente supone la revalorización del destino a través de la innovación y la tecnología, lo que conlleva un aumento de la competitividad, una mejora de la eficiencia, así como un impulso al desarrollo sostenible del destino, no solo en el ámbito medioambiental, sino también en el económico y el socio-cultural.