¿Qué es un destino inteligente?

Un destino turístico innovador, consolidado sobre una infraestructura tecnológica de vanguardia, que garantiza el desarrollo sostenible del territorio turístico.

Es accesible para todos y facilita la interacción e integración del visitante con el entorno, así como incrementa la calidad de sus experiencia en el destino, a la vez que mejora la calidad de vida de residentes. Convertirse en un destino turístico inteligente supone el establecimiento de una estrategia re revalorización del destino que permita aumentar su competitividad. Para ello se precisa un mejor aprovechamiento de sus atractivos naturales y culturales, la creación de otros recursos innovadores y la mejora en la eficiencia de los procesos de producción y distribución, con el objetivo de impulsar el desarrollo sostenible y facilitar la interacción del visitante con el destino, en todas las fases de sus ciclo de viaje.

 

 

 

 

 

 

INNOVACIÓN

Planteamientos innovadores internos de gestión y externos que se traduzcan en mejoras significativas orientadas a las actividades antes, durante y después de la estancia en el destino. Todo ello a través de la implantación de herramientas de gestión de la innovación, siendo la inteligencia turística la más importante.

TECNOLOGÍA

Mediante la incorporación de tecnologías (de la información, de la comunicación, de mejora energética, etc.) y de la vigilancia tecnológica, que permitan el uso y la aplicación de datos y contenidos sobre mercados, clientes y productos, se persigue un aumento de la eficacia y eficiencia de los procesos y servicios del destino.

 

ACCESIBILIDAD

La accesibilidad universal y el diseño universal como forma de aportar valor a todas las iniciativas desarrolladas por las partes interesadas. Se extiende a toda la cadena de valor del turismo: edificios, servicios, formación del personal, transporte, entornos y accesos web, entre otros.

 

SOSTENIBILIDAD

La sostenibilidad contempla la gestión racional y eciente de los recursos (ambiental), la calidad de vida de turistas y residentes (sociocultural) y la competitividad empresarial (económico).


¿Qué es la inteligencia turística?

La inteligencia turística es la base para aumentar la competitividad de cualquier organización turística. En 2016 visitaron España más de 74 millones de turistas, la cifra más alta de la historia. Una cifra que puede seguir creciendo si el sector sigue esforzándose en mejorar con herramientas como la inteligencia turística.

ANTICIPAR

Detectar cambios, señales débiles, clientes, competencia, mercados y más.

DISMINUIR RIESGOS

Detectar riesgos de productos y normativas.

MEJORAR

Identificar diferencias, mercados, clientes y competidores, canales de distribución, etc.

INNOVAR

Desarrollar nuevos productos. Research & Innovation.

COLABORAR

Encontrar colaboradores, alianzas y cooperación.